Idel Simeon
4 Octubre, 2019
556

Agradezco a la empresa Lincuna por permitirme ser parte del equipo. Llevo dos años aquí y destaco todo el crecimiento y experiencias que he alcanzado.

Aún recuerdo cuando ingresé a Lincuna hace 1 año y 9 meses. En ese entonces postulé a una convocatoria para la vacante de Auxiliar de Campamentos. Tras una semana, me contactaron para darme la noticia de que mi perfil era el adecuado y que podía ser parte de su equipo de trabajo ¡Eso me dio mucha alegría!

Luego de aproximadamente 1 año y 7 meses, fui ascendido a Coordinador de Campamentos. El trabajo que realizo consiste en: el control del personal, habitabilidad (cuartelería), llevar el control de llaves, asignar cuartos, verificar el cuidado de estos espacios y supervisar la limpieza y la lavandería de todo el campamento en Lincuna.

Hay gente que me pregunta cómo me siento, lo que puedo decirles que el trabajo resulta muy gratificante y me permite crecer día a día junto a mi equipo de trabajo. Estoy muy agradecido con Lincuna por brindarme la oportunidad de crecer profesional y personalmente, así como también de permitirme disfrutar de grandes momentos junto al equipo de Administración a través del trabajo diario y las actividades de integración (compartir) que realizamos los domingos para reforzar lazos de camaradería.

Compartir Artículo

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades de Lincuna directamente en tu bandeja de entrada